12 sept. 2012

Domínguez Aragonés, Edmundo


EDMUNDO DOMÍNGUEZ ARAGONÉS

 

Nació en Madrid el 19 de julio de 1889. Con nueve años se incorporó al mundo laboral y ejerció varios oficios hasta que aprendió el de carpintero. En 1903, con catorce años, entró a formar parte del movimiento socialista ingresando en la Sociedad de Carpinteros de la Unión General de Trabajadores. Seis años más tarde, con diecinueve, el 1 de agosto de 1908 entró a formar parte de la Agrupación Socialista Madrileña a la que perteneció hasta 1911, año en el que causó baja por tener que cumplir el servicio militar en el norte de África. Tras acabar su permanencia obligada en el Ejército regresó a la Península pero ante la falta de empleo se vio obligado a emigrar a Argentina donde residió varios años en Buenos Aires.

Tras su regreso a España fue elegido, en 1923, secretario general de la Federación Local de la Edificación. En dicho cargo permaneció hasta 1936 año en el que pasó a ocupar la Secretaría General de la Federación Nacional de la Edificación. En 1925 habría reingresado en el Partido Socialista y en 1935 fue nombrado presidente de la Casa del Pueblo de Madrid, cargo que ostentó  hasta 1937.

            Durante la Guerra Civil fue vocal del Comité Nacional de la UGT en representación de la Federación Nacional de la Edificación en los años 1936 y 1937, año en que pasó a ocupar la vicepresidencia de la Comisión Ejecutiva de la UGT. Durante el conflicto, en los años 1931y 1938 fue comisario especial de Ingenieros y entre diciembre de 1938 y abril de 1939 Comisario Inspector del Ejército del Centro.

            Al final de la Guerra Civil  se exilió y permaneció varios meses en campos de concentración franceses en el norte de África. Formó parte de la expedición del “Ipanema” trasladándose a México en julio de 1939.

            En el país americano siguió formando parte de la Comisión Ejecutiva de la UGT con el cargo de vicepresidente de la misma hasta 1950. Como representante de la UGT realizó numerosos viajes en representación del sindicato socialista  y asistió a numerosos congresos sindicales internacionales en Francia, Inglaterra, Suecia, Unión Soviética, etc. Participó activamente en los actos políticos y sociales encabezados por los refugiados españoles. Entre otros, asistió  como representante de la UGT, junto con Amaro del Rosal, a las sesiones de la Confederación de Trabajadores de América Latina (CTAL) en junio de 1940.

            Se instaló en Guadalajara (Jalisco) desde donde colaboró en el diario “El Dia” y en la revista “Siempre!”. En México publicó una serie de obras como  “Los vendedores de Negrín” fue publicada por la editorial “Nuestro Pueblo en 1940. Posteriormente, en 1964, publicó un libro de cuentos titulado “Mosaico”. A estas siguieron obras en las que mezclaba la literatura como  Donde el agua es blanca como el gris” (1973), “El ladrido del cuervo” (1976) como obras de tipo más político como “Aragón 18 inicia” (1971) o “Crónica de una asamblea” (1972). Vivió modestamente en Guadalajara, ciudad en la que falleció el 6 de junio de 1976.

 
Fuentes:

 
Archivo Municipal de Madrid.-Padrones.

Centro Documental de la Memoria Histórica (Salamanca).-Fichas de la Agrupación Socialista Madrileña.

MENDOZA, María Luisa-AMIEVA, Celso: “Nota biográfica”…  a la 2ª edición de Los vencedores de Negrín.  México: Roca, 1976.

 

PB

No hay comentarios:

Publicar un comentario