17 sept. 2012

Fernández Osorio-Tafall, Bibiano


BIBIANO FERNÁNDEZ OSORIO-TAFALL
 
Nacido en Pontevedra el 1902. Licenciado en Farmacia en la Universidad de Galicia, se trasladó a Madrid para estudiar Ciencias Naturales, ciudad en la que se codeó con los más destacados miembros de la Institución Libre de Enseñanza y con compañeros de la Residencia de Estudiantes como Salvador Dalí o Federico García Lorca.

Pronto inició su carrera política, acercándose a las posturas republicanas que defendió en su tierra natal, Pontevedra. Fue uno de los participantes en el pacto de Lestrove que se suscribió el 26 de marzo de 1930 en esa localidad y que acercó posiciones entre nacionalistas y republicanos gallegos. Como consecuencia de su rúbrica, se formó la Federación Republicana Gallega en la que se incluyeron los partidos participantes en el pacto: la ORGA, los federales y los radical-socialistas. En el pacto se abordaban las posiciones a adoptar por cada uno de los integrantes para la consecución de un régimen republicano y la concesión de un estatuto de autonomía para Galicia. En Lestrove, Santiago Casares Quiroga fue nombrado representante de la Federación Republicana Gallega para el Pacto de San Sebastián, mientras que Bibiano Osorio Tafall asumía la Secretaría General de la Federación.

A partir de ese momento, compatibilizó su dedicación a la República con sus labores como catedrático de Agricultura y Tecnología en el instituto de enseñanza media que existía en Pontevedra. El 12 de abril de 1931, con 28 años de edad, fue elegido alcalde de la ciudad en las elecciones que traerían el advenimiento de la República.

Diputado por la Federación Republicana Gallega en 1931, trabajó en las Cortes Constituyentes en las comisiones de Reforma Agraria y de Trabajo y Previsión Social. Sse sintió pronto atraído por la personalidad política de Azaña y en 1932 protagonizó la integración de toda la agrupación de la Federación Republicana Gallega de Pontevedra en Acción Republicana.

En 1934 tuvo que abandonar su cargo como alcalde de Pontevedray la dirección del Instituto donde había comenzado impartiendo clases de Agricultura. Pero el periodo de inactividad política al que le sometió la llegada de las derechas al poder finalizó en las elecciones de 1936, momento en que fue elegido diputado por Izquierda Republicana, el partido que en ese momento integraba ya a la ORGA. Fue nombrado subsecretario de Trabajo y Previsión Social en el gobierno de Azaña, al mismo tiempo que se incorporaba como miembro de la Comisión para la redacción del Estatuto de Autonomía de Galicia. En 1932 presidió la Asamblea de Municipios de Galicia, donde se prepararon las bases para el establecimiento de un Comité de Autonomía de Galicia. Bibiano Osorio se implicó decididamente en el trabajo proautonomista que quedaría interrumpido.

Casares Quiroga le nombró subsecretario del Ministerio de la Gobernación, cargo que le fue ratificado en el Gobierno de José Giral. A partir del nombramiento de Largo Caballero como presidente del Gobierno, Bibiano Osorio se aplicó a la tarea de reordenación de su partido, Izquierda Republicana, del que es elegido secretario general en noviembre de 1936, tarea en la que se empleó, a pesar de haber sido tachado de “procomunista”, en hacer respetar el lugar político que los republicanos debían mantener en el nuevo Gobierno de Juan Negrín.

            En abril de 1938 fue nombrado comisario general del Ejército de Tierra, ocupando uno de los cargos más controvertidos de su carrera política. Juan Negrín consideró que un republicano debía dirigir esa importante institución. Durante su mandato, en coherencia con sus planteamientos sobre la necesaria relación entre política y ejército, propuso la asimilación de los comisarios con categorías militares. Desempeñó el cargo de comisario general hasta la finalización de la guerra.

Al mismo tiempo, Osorio Tafall ocupó la presidencia de la Asociación de Amigos de la Unión Soviética y la secretaría de la Asociación de la Prensa de Madrid.

Al finalizar la guerra, cruzó la frontera francesa y se volcó en la tarea de preparar las evacuaciones de los republicanos que quedaban en España, a través del organismo que se creó al efecto, el Servicio de Evacuación de los Refugiados Españoles (SERE), del que pasó a ser pronto secretario general.

            Tras un breve periodo de tiempo en Estados Unidos, marchó a México donde se integró en la vida intelectual y científica del país, siendo nombrado profesor de Bioecología en la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas. En 1947 fue nombrado profesor de Recursos Naturales en el Departamento de Geografía de la UNAM. En México ejerció como secretario de la Sociedad Mexicana de Historia Natural y asesor técnico de la Dirección de Pesca de la Secretaría de Marina.

            A pesar de que nunca dejó de participar en los foros de mayor relevancia, fundamentalmente mexicanos pero también mundiales, en el terreno científico del que era especialista, a partir de 1949, su nombramiento como director de la Oficina Regional de la FAO para el occidente de América Latina, dependiente de Naciones Unidas, marcaba el comienzo de una carrera que discurriría también por los cauces diplomáticos con cargos como el jefe de Operaciones Civiles de la ONU en la República Democrática del Congo, o como uno de los responsables de la creación de una fuerza de interposición de la ONU en conflictos bélicos, que después se concretaría en la creación de los llamados “Cascos Azules” de la ONU.

Fue también director general del Centro de Estudios Económicos y Sociales del Tercer mundo. En la FAO se revelo como uno de los instigadores de la aplicación de la ciencia al terreno de la alimentación, especialmente en los campos de la pesca y la conserva, para combatir el hambre en el Tercer Mundo,

Continuó desempeñando diversos puestos de alta responsabilidad dentro de la ONU, hasta alcanzar el rango de subsecretario general, cargo en el que se jubiló en 1974.

Cuando se produjo el fallecimiento de Franco, rechazó el ofrecimiento de Adolfo Suárez para ocupar el cargo de presidente provisional de la Autonomía de Galicia, o para participar en el desarrollo del Estatuto. Bibiano Fernández Osorio Tafall denegó el puesto, considerando que no poseía la legitimidad suficiente para aceptarlo.

Con motivo del centenario de su nacimiento, José Antonio Durán elaboró el documental Una vida de cine, basado en la vida de Bibiano Osorio Tafall, así como el titulado Las claves del enigma: Bibiano Tafall entre tres mundos.

Como reconocimiento a la tarea científica desarrollada por el prolífico científico, la Universidad Autónoma de México comenzó, en octubre de 2008, a impartir una cátedra de lengua, literatura y cultura gallega que lleva su nombre.

 
MA

No hay comentarios:

Publicar un comentario