17 sept. 2012

Galarza Gago, Ángel


ÁNGEL GALARZA GAGO

 

Nacido en Madrid el 4 de noviembre de 1892 en el seno de una familia zamorana de origen vasco. Estudió la carrera de Derecho en la Universidad de Madrid, donde se licenció en 1919 y se doctoró en 1921. Tuvo una primera etapa de militancia socialista afiliándose a la Agrupación Socialista de Madrid el 1 de junio de 1919, separándose de la misma en 1921, tras la escisión comunista. Permaneció un tiempo sin pertenecer a ninguna formación política pero, pasados unos años, se alineó en las filas del republicanismo. En 1920 comenzó a trabajar en la redacción de El Sol y, posteriormente, en la de La Voz.

Iniciado en la masonería en 1928 con el nombre simbólico de «Víctor Hugo», perteneció a la logia «Luis Simarro nº 36» de Madrid. En 1929 fue detenido por su participación en la preparación de un pronunciamiento en Murcia contra la Dictadura de Primo de Rivera. En la cárcel promovió, junto a Marcelino Domingo, el Partido Republicano Radical Socialista (PRRS) que, tras varias reuniones preparatorias en el Ateneo de Madrid, fue uno de los impulsores del Pacto de San Sebastián en el verano de 1930. Por su participación en el movimiento pro-republicano de diciembre de 1930 volvió a la cárcel. Le juzgó un consejo de guerra en solitario recibiendo una dura condena, encontrándose en prisión al proclamarse la República. Fue elegido concejal del ayuntamiento de Madrid en las elecciones del 12 de abril y diputado por la circunscripción de Zamora en junio de 1931 en representación del PRRS. Formó parte de las Comisiones de Responsabilidades; de Presidencia y de Reforma del Reglamento.  Responsable del Grupo Parlamentario Radical-Socialista, sus discursos tuvieron una indudable agresividad. El Gobierno de la República le nombró Fiscal del Tribunal Supremo y poco después Director General de Seguridad, donde creó el cuerpo de Guardias de Asalto. Posteriormente ocupó el cargo de Subsecretario de Comunicaciones. Como dirigente de los radicales-socialistas zamoranos promovió la editorial La Mañana, fundando el diario del mismo nombre, y al separarse del PRRS, el diario La Tarde.  

En febrero de 1932 la asamblea local de Madrid del PRRS le expulsó del Partido y, aunque asistió al III Congreso del mismo celebrado en Santander en mayo-junio de 1932, acabó abandonándolo para ingresar en 1934 en el PSOE, perteneciendo al sector de la izquierda y por el que volvió a ser elegido diputado por Zamora en las elecciones de febrero de 1936.

Tuvo un sonoro altercado dialéctico con Calvo Sotelo en las Cortes poco antes del asesinato de éste. La sublevación militar del 18 de julio de 1936 le sorprendió en Zamora, pero pudo cruzar la frontera con Portugal y refugiarse en la Embajada de España en Lisboa. Desde allí viajó a Francia para trasladarse posteriormente a Barcelona, donde permaneció hasta que se hizo cargo del Ministerio de Gobernación en representación de UGT y de la izquierda socialista en los gobiernos presididos por Francisco Largo Caballero desde septiembre de 1936 a mayo de 1937. Creó el Departamento Especial de Información del Estado (DEDIDE), que terminaría confluyendo en el Servicio Información Militar (SIM). Se gestión fue polémica, siendo acusado además de negligencia al ser incapaz de cortar la violencia de retaguardia a través de las checas. Más tarde fue vocal del Tribunal de Responsabilidades Civiles (de octubre de 1937 a febrero de 1938).  

Refugiado en Francia, se trasladó a México. Participó en la agitación contra la JARE debido a que se le redujo su asignación como antiguo diputado. Se le denegó la asistencia a una reunión de la Minoría Parlamentaria Socialista en septiembre de 1943 por no estar regularizada su afiliación a la Agrupación a través del Círculo Pablo Iglesias. Más tarde, el Círculo rechazará también la admisión como afiliado. En marzo de 1945 participó en una Conferencia contra el terror franquista organizada por el PCE y la FOARE. Formó parte del minoritario Grupo Parlamentario Republicano-Socialista. En enero de 1945 propuso el aplazamiento de las sesiones de las Cortes republicanas para que pudiera asistir Juan Negrín mientras que el Grupo Parlamentario Socialista indicaba la falta de quórum. En agosto de 1945 participó en las reuniones acordadas para la reunificación de los socialistas españoles en México en representación de las Federaciones de Agrupaciones Regionales socialistas, manifestando acatar la orden de la Ejecutiva clandestina. En 1946 se trasladó a París, donde fue director del periódico de Izquierda Republicana Política. Murió en París  el  25 de julio de 1966.

 

Fuentes:

 Archivo Carlos Esplá, Centro de la Memoria Histórica, Salamanca.

Juan Avilés, La izquierda burguesa y la tragedia de la II República, Madrid, Comunidad, 2006.

Aurelio Martín Nájera, El Grupo Parlamentario Socialista de la Segunda República, Madrid, EPI, 2000.

Carlos y José Martínez Cobo, La primera renovación, Barcelona, Plaza&Janés, 1989.

Manuel J. Peláez, De Ángeles de la guarda de la República a demonios del Movimiento Nacional. Las relaciones entre dos grandes abogados republicanos Ángel Galarza Gago y Ángel Ossorio y Gallardo… (2009), www.eumed.net

Antonio Checa Godoy, Prensa y partidos políticos durante la II República, Madrid, 1989.

 

AM

No hay comentarios:

Publicar un comentario