20 sept. 2012

García Becerra, Manuel


MANUEL GARCÍA BECERRA 

Nacido en Verín. Abogado, hijo de Lino García Vázquez, activo comerciante y editor del semanario  Nuevo Támega. En 1931, consiguió acta de diputado por el Partido Republicano Radical Socialista (26426 votos) por la circunscripción de Orense, siendo la legislatura constituyente su única experiencia parlamentaria. Parte de su electorado criticó las reformas en materia religiosa. Fue secretario personal y estrecho colaborador de Marcelino Domingo, ministro de Instrucción Pública. Junto a Manuel Martínez Risco, diputado de AR, integró en octubre una comisión pro autonómica. Ambos en su condición de electos orensanos, aprovecharon el arraigo republicano de la provincia interior para una necesaria difusión del galleguismo. Desde ese movimiento, en 1932, la Federación Republicana Gallega, que había vivido divergencias, se transformó en el Partido Republicano Gallego liderado por Casares Quiroga, de raíz republicana izquierdista y que incorporó el regionalismo gallego de ORGA a IR en 1934. La asamblea municipal de Santiago (1932) impulsó un proyecto autonómico que, como en el caso vasco, encalló en el cambio de1933, sin llegar a convocarse un referéndum. La cuestión autonómica creó tensiones en el PRRS gallego entre favorables como Laureano Santiso y críticos como Domingo Quiroga. Manuel García Becerra participó de la escisión izquierdista del PRRS en octubre de1933 dio origen al PRRS Independiente. Un grupo liderado por Marcelino Domingo y en cuyo Comité Ejecutivo figuraban personalidades relevantes como Victoria Kent, Barnés, Ángel Galarza… Becerra fue asignado a la Secretaría junto a Miguel San Andrés y José Ballester. Inauguraron una sede propia (plaza de Callao, 4) y diseñaron una estrategia parlamentaria diferenciada. En 1936, obtuvo 24.246 votos, insuficientes para recuperar su escaño orensano con IR. En la candidatura del Frente Popular por la provincia el otro miembro de IR era su compañero Martínez Risco. Tras el acceso de Azaña a la jefatura del Estado, Domingo lideró el Partido, integrándose Becerra en la Comisión Ejecutiva del Consejo Nacional, junto a otros como Salvador, Casares o Quemades. La guerra dejó un profundo impacto en el decidido político, debido al fusilamiento de su padre. A pesar de la anterior presión de grupos radicales (fue agredido en misa en 1924) y de su avanzada edad (70) fue detenido, sometido a un consejo de guerra (IX-36) y ejecutado (17-VI-1937) junto a otros cuatro paisanos. En 1939-1940, Becerra participa como delegado de IR en el SERE, manteniendo correspondencia con el jefe de servicio, Gonzalo Diez de la Torre para gestionar evacuaciones y subsidios. En el exilio mexicano expresa de forma reiterada su homenaje a Domingo, ensalzado los valores de un liderazgo malogrado en el destierro francés (1940). Así se observa en los obituarios y recogida de suscripciones para dignificar su tumba. En cuanto a la militancia, se alineó con la facción negrinista. Por ejemplo, suscribiendo una carta dirigida a IR en Francia (fines de 1946) de la mano de líderes de este sector como Mariano Ruiz-Funes o Cándido Bolívar. Facción denominada, ‘consejo político de IR en México’, partidaria de la disolución de los grupos y la reintegración ‘unitaria’. Una postura contestada de forma contundente por el Miguel Granados y Jesús Bernárdez, presidente y secretario del Ateneo Salmerón, quienes rechazaban las acusaciones de coacción y pretendían imponer el criterio de la mayoría mediante cauces reglamentarios.

Fuentes:

GARCÍA BECERRA, M.: Diccionario escolar americano, Editorial Iztaccihuatl, México, 1963

IZQUIERDA REPUBLICANA (ed.): “Marcelino Domingo”, Izquierda Republicana, 7 (15-II-1945), p.1.

IZQUIERDA REPUBLICANA (ed.): “Una carta de los disidentes y nuestra respuesta”,  Izquierda Republicana, 28 bis (25-I-1947), p.1.

LA REGIÓN (ed.): “Destacados verineses se manifiestan contra las reformas religiosas”, La Región (17-IX-1931).

PC

No hay comentarios:

Publicar un comentario