20 sept. 2012

Gené Figueras, José


JOSÉ GENÉ FIGUERAS

 

Nació en el pueblo de Igualada el 3 de julio de 1890 y falleció en la Ciudad de México el 30 de agosto de 1980. Era hijo de un panadero de ideas avanzadas, que matriculó a su hijo en las clases del Ateneo Igualadino de la Clase Obrera, una institución cultural que en 1890 abrió una escuela diurna para niños mayores de ocho años. Criado en ese ambiente, al cumplir los dieciocho años José Gené se afilió al Partido Republicano Federal. Enfermo de asma, solicitó ser eximido del Servicio Militar, pero le fue denegada la dispensa y antes que incorporarse a filas prefirió huir y exiliarse en Francia.

Vivió en Lyon y en París, donde trabajó en una compañía telefónica y entró en contacto con las ideas libertarias de la Francia de su tiempo: se afilió a las juventudes sindicalistas, entabló relación con anarquistas como Carlos Malato y Sebastián Faure, desde 1914 envió colaboraciones a El obrero moderno de Igualada, que dirigía el igualadino Juan Ferrer, con quien mantuvo siempre una estrecha amistad…

Como resultado de su activismo militante, en 1919 el gobierno francés le expulsó del país, pero consiguió burlar a la Guardia Civil y regresar sano y salvo a una Barcelona agitada por la huelga de La Canadiense y el pistolerismo patronal. Se afilió a la CNT y al poco tiempo ya formaba parte del comité del Sindicato Metalúrgico barcelonés en compañía de Ramón Achs. En el año 1921 fue elegido secretario general del Comité Regional de Cataluña de la CNT, un puesto de máximo peligro que puso a prueba su determinación militante y su capacidad de organización.

En 1922 asistió a la Conferencia secreta de Zaragoza que ratificó la orientación anarcosindicalista de la CNT y, ese mismo año, fue detenido por poco tiempo. Puesto en libertad en octubre de 1922, decidió volver a su Igualada natal y trabajar como ajustador, manteniéndose en un discreto segundo plano durante la Dictadura del general Miguel Primo de Rivera. Retomó la militancia sindical con la llegada de la Segunda República, pero recluido voluntariamente en su comarca natal, la Anoia, a cuyo Comité cenetista pertenecía en 1931.

Al comenzar la Guerra Civil, permaneció en Igualada, colectivizando el ganado de su familia y dirigiendo una granja avícola, contribuyendo de esta manera a la Revolución Social y asegurando el abastecimiento de la localidad. No se sustrajo al ambiente revolucionario, y también intervino en diversos mítines en los pueblos vecinos y colaboró con el Boletín CNT-FAI que desde 1937 editaba la organización anarcosindical igualadina.

Al terminar la Guerra Civil cruzó la frontera hacia Francia junto con su compañera María Serrarols, a la que se había unido en 1932, y su hija Aurora. Embarcaron en el vapor Mexique, que llegó al puerto mexicano de Veracruz el 27 de julio de 1939. En su larga etapa mexicana, José Gené siguió militando en la CNT del exilio y ocupó en ocasiones algunos puestos de responsabilidad en la organización confederal mexicana. Para poder vivir él y su familia, desempeñó diversos oficios, hasta que finalmente abrió una droguería en la Ciudad de México, lugar donde su compañera, María Serrarols, falleció en 1972, sin que nunca quisiesen volver a España.

 

Fuentes:

ÍÑIGUEZ, Miguel, Enciclopedia histórica del anarquismo español, Vitoria, Asociación Isaac Puente, 2008.

JPC




No hay comentarios:

Publicar un comentario