20 sept. 2012

Giner de los Ríos, Francisco


FRANCISCO GINER DE LOS RÍOS

 

Nació en Madrid el 30 de diciembre de 1916, estudió la carrera de Filosofía y Letras en la Universidad Central de Madrid, en la Universidad de Washington y en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Llegó a México en 1939 después de la Guerra Civil Española, su primera aparición fue en la revista Taller de Octavio Paz, en donde púbico unos poemas en la publicación número seis, en noviembre de 1939.

En 1940 publicó en Tierra Nueva poemas dedicados  a su esposa María Luisa, “Presencia tuya” y  “Hoy, febrero tarde de tu carta“.

También en 1940 publica su primer libro mexicano, “La rama viva”; en 1941 publica dos libros más de poesía, “Romancerillo de la Fe” y “Pasión primera”.

Trabajó en el Colegio de México, en el Fondo de Cultura Económica  haciendo traducciones y en la Librería Universitaria. Fue miembro de la primera junta directiva del Ateneo Español de México.

En 1948 publicó Los laureles de Oaxaca, notas y poemas de un viaje inspirado en una excursión que realizó a Oaxaca en Julio de 1945 con los becarios del centro de Estudios Sociales del Colegio de México. El viaje lo hicieron en automóviles, deteniéndose en todos los lugares interesantes del camino: Huejotzingo, Cholula, Puebla, San Francisco Ecatepec, Yanhuitlan, Oaxaca, La Noria, Monte Alban, Tlacolula, Mitla, Tehuantepec, Juchitán, Ocotlán, Salina Cruz. Rememora sus experiencias en apuntes en prosa y en breves y ligeros poemas.

Más adelante, pasada ya una primera etapa en que colaboró en la CEPAL en México, fue enviado en 1952 a preparar ciertos documentos en la CEPAL de Santiago de Chile, como editor. El viaje a Chile determinó gran parte de su vida posterior, pues fue invitado a un puesto permanente, combinaba la revisión de arduos textos de economistas con lo que era su verdadera vocación, la poesía y la literatura. Permaneció varios años en este puesto y tuvo la oportunidad de conocer gran parte de América Latina.

En 1962, estando en Chile, publicó un poema en tono coloquial, “Llanto con Emilio Prados”. Participó en los acontecimientos de Chile durante 1973 y 1974 salvando varias vidas.

En 1976 retornó a México y a principios de los años ochentas regresó a Madrid, en donde continuó trabajando en un estudio sobre el jesuita Juan Andrés y Morell, un erudito del siglo XVIII del cual publicó algún fragmento; en 1966 publicó Elegías y poemas españoles.

Al final de sus días se afincó en Nerja de donde enviaba a sus amigos poemas, relatos y publicaciones.

 

Fuentes:

Altamira Rafael, Giner de los Ríos. Educador, Valencia, Prometeo, 1915.

Urquidi L. Víctor, “En memoria de Francisco Giner de los Ríos. Poeta, amigo y hombre de bien”, Consulta del Archivo Ateneo Español en México, México, 1995.

AA.VV., El exilio español en México 1939-1982, México, FCE-Salvat, 1982.

Martínez José Luis, “Recuerdos de Francisco Giner”, Consulta del Archivo Ateneo Español en México, México, sd.

Nicol Eduardo, “Aparentemente nada. Don Francisco Giner 1839-1915”, en Las ideas y los días. Artículos e inéditos 1939-1989, A. Aguirre (comp.), Afínita, 2007.

 

AN


No hay comentarios:

Publicar un comentario