23 sept. 2012

Jover, Marcelo


MARCELO JOVER



   Debido a los negocios y al origen de su familia, judíos sefarditas residentes desde antiguo en Orán, Marcelo Jover Navarro Rosember nació en Sidi bel Abbes, Argelia, el 12 de enero de 1912.  Tras cursar la enseñanza primaria y la secundaria en un instituto de Sidi bel Abbes, su familia se instaló en Valencia en 1930 para dedicarse al comercio. Marcelo Jover comenzó a trabajar en la imprenta de El Mercantil Valenciano, diario en el que se formaría y descubriría su vocación periodística

   Con apenas dieciocho años, Marcelo Jover participa en los preparativos de la huelga general de 1930 junto a otros periodistas que frecuentaban la Casa de la Democracia y la redacción de El Pueblo. Es a partir de la proclamación de la República, cuando Jover comienza a ser conocido por sus colaboraciones en El Mercantil Valenciano, El Pueblo y, entre otros, El Luchador de Alicante. Militante del PSOE y de la UGT, Sindicato Profesional de Periodistas, en 1937 es llamado por Carlos Esplá para trabajar en el Ministerio de Propaganda como redactor diplomático, continuando en el mismo puesto cuando el ministerio fue transformado en Subsecretaría. Radicado en Barcelona, en 1938 ingresó en la masonería en la logia Fénix.

  Miembro del S.I.M, al acabar la guerra vivió en Bayona. Casado con la también periodista Victoria Lorenzo, a finales de 1939 nació su hija Colette, a la que nunca conoció debido a las desavenencias matrimoniales y, sobre todo, a que Jover partió para México, de dónde nunca más volvió. Símbolo del tremendo silencio que sigue existiendo sobre quienes fueron derrotados por el fascismo español, su hija Colette continúa buscando información sobre su padre sin que hasta ahora haya obtenido ningún resultado apreciable.

   Durante los primeros años del exilio, Marcelo Jover vivió en Managua. Trabajó en el diario Novedades, del que fue redactor-jefe, editorialista y director. Novedades, como casi toda Nicaragua, pertenecía a la familia Somoza y Jover pronto tuvo que enfrentarse a ella debido a su poder despótico y al apoyo que prestaban a la causa franquista, causa que también defendían los opositores de La Prensa, a quienes en julio de 1942 dedicaba un artículo de fondo del que reseñamos el siguiente fragmento: “Aprovechamos estas líneas para felicitar al órgano del franquismo en Nicaragua: Hoy es 18 de julio. Hace seis años justitos que Franco y sus compinches traidores a la República Española se alzaron con armas italianas, aviones alemanes y tercios moriscos a levantar el nuevo imperio del que son súbditos ad honorem los demócratas de la prensa”.

   Despedido de Novedades, durante un tiempo Marcelo Jover fue corresponsal en Nicaragua y Centroamérica del diario gubernamental mexicano El Nacional. En 1943 se instala definitivamente en México, continúa sus trabajos periodísticos en Excelsior y El Nacional, dirige France Libre, órgano de la resistencia francesa en México, dicta conferencias sobre política internacional en diversas universidades y centros culturales mexicanos y colabora con los republicanos españoles en la lucha antifranquista. Nombrado “Huésped de Honor” de la UNAM, Marcelo Jover denunció una y otra vez  desde esa tribuna y desde los diarios en los que escribía la infiltración de la “quinta columna” fascista en los periódicos y partidos mexicanos.

   Periodista apreciado por su cultura literaria y por sus conocimientos de los avatares de la política internacional, escribió varios libros, entre los que destacan: Rubén Darío, ensayo biográfico y breve antología, Guatemala, 1967, y De Pearl Harbor a Roma, cronómetro de la guerra, México, 1944.

     
Fuentes:

-Centro documental de la Memoria Histórica. Salamanca.

-LOBATO BLANCO, L.:“Clase obrera y antifascismo en Nicaragua, 1936-1946”, en Actas del V Congreso de Historia de Centroamérica. Universidad de El Salvador. Julio de 2000.

-Novedades. Diario nicaragüense. 18 de julio de 1942.
 
ES

No hay comentarios:

Publicar un comentario