26 sept. 2012

Méndez Martínez, Rafael


RAFAEL MÉNDEZ MARTÍNEZ

 

Nació en Lorca el 19 de agosto de 1906, fue el menor de siete hermanos. Su padre, José, trabajaba en la agricultura y la ganadería y su madre, Águeda, además de ocuparse de las labores de la casa, trabajaba en el negocio familiar, una confitería situada en ese mismo barrio. Su formación comenzó con los Hermanos de las Escuelas Cristianas, donde cursó primaria, aunque el Bachillerato lo hizo por libre presentándose solo a los exámenes. Dos de sus hermanos, uno médico y otro farmaceútico, influyeron en la opción de Rafael Méndez por la medicina. En 1921 inició sus estudios en la Facultad de Medicina de Madrid, optando por la investigación farmacológica, y obtuvo el doctorado en 1928. Se alojó en la Residencia de Estudiantes y en el curso 1923-1924 comenzó a trabajar como becario de investigación con Teófilo Hernando en la Facultad de Medicina y con Juan Negrín en el laboratorio de fisiología de la Junta de Ampliación de Estudios en el Extranjero. Pensionado por ésta, estuvo desde 1928 a 1930 en Edimburgo (Escocia) donde estudió con el doctor J.A. Clark, posteriormente en Berlín con el doctor P. Trendelenburg y en Londres con el profesor J.H. Burn, todos ellos prestigiosos farmacólogos. A su regreso, ingresó de la mano de Juan Negrín en la Agrupación Socialista de Madrid. Fue profesor auxiliar de farmacología en la Universidad de Madrid y jefe de la Sección de farmacología del Instituto Farmacológico y Control de Medicamentos. Durante la revolución de octubre de 1934 actuó como enlace del Comité Revolucionario. Ese mismo año obtuvo la cátedra de Farmacología en Cádiz y en 1935 en la Universidad de Sevilla, renunciando a la cátedra para volver a Madrid a su trabajo de profesor auxiliar y en el Instituto de Farmacología. Durante la guerra civil fue secretario particular de Juan Negrín en el Ministerio de Hacienda y al constituirse el Cuerpo de Carabineros fue nombrado Director General del mismo y posteriormente Subsecretario del Ministerio de la Gobernación con Julián Zugazagoitia. Además, realizó importantes misiones secretas, encaminadas a la compra de material bélico, encargadas directamente por el Presidente del Gobierno.  Fue miembro de una comisión de ayuda a los refugiados, bajo la jefatura de Zugazagoitia, creada por Negrín al producirse el hundimiento del frente en Cataluña.

Al finalizar la guerra se exilió a Francia y de allí a Estados Unidos. Trabajó como investigador asociado en la Universidad de Harvard (Boston) con O. Krayer, con quien ya había colaborado en Berlín. Fruto de sus investigaciones fue la modificación de la técnica del preparado cardiopulmonar de Starling, técnica conocida internacionalmente como el método de Krayer y Méndez. Posteriormente se trasladó a la Universidad de Loyola (Chicago), donde fue profesor y jefe del Departamento de Farmacología en la Escuela de Medicina. En 1947 aceptó la invitación de Ignacio Chávez para trasladarse a México, donde fue profesor de farmacología de la división de Estudios Superiores de la Universidad Nacional Autónoma de México (1947 a 1969) y jefe del departamento de Farmacología del Instituto Nacional de Cardiología (1947 a 1990). Contribuyó con importantes trabajos al conocimiento de la farmacología cardiovascular, especialmente de los glucósidos digitálicos y los derivados de la veratrina y a la formación de investigadores mexicanos en las ciencias experimentales.

En 1945 murió su mujer, Angelita, y ya en México se volvió a casar con una refugiada española, Marga. Al llegar a México reingresó en el PSOE, siendo delegado a los congresos del partido en los años cincuenta. Obtuvo la nacionalidad mexicana en 1949. Regresó a España en 1963, entrevistándose con Manuel Fraga, lo que fue criticado duramente por el exilio político.

Asistió como delegado oficial de México a numerosos congresos de cardiología e impartió cursos y conferencias en la mayoría de las universidades americanas. Visitó España en 1965, incorporándose años después a la Sociedad Española de Cardiología y siendo miembro del Consejo de Honor del Patronato Miguel Servet para la Investigación Cardiovascular de Madrid en 1973. En 1978 recibió el Premio Nacional de Ciencias de México. Sus viajes a España fueron constantes y durante la transición colaboró estrechamente con Manuel Fraga para facilitar el regreso de los refugiados políticos españoles. En el año 1981 el rey Juan Carlos I  le entregó la Gran Cruz del Mérito Civil y  en 1982 la Universidad de Murcia le otorgó el doctorado Honoris Causa. En 1983, Rafael Méndez fue nombrado Hijo Predilecto de Lorca y Murcia. En 1985, de nuevo en México, fue designado coordinador de los Institutos Nacionales de Salud, puesto que ocupó hasta su fallecimiento en México el 24 de marzo de 1991. Escribió el libro de memorias, Caminos inversos.

Fuentes:

Diccionario biográfico del socialismo español.

VV.AA., El exilio español en México, México, Salvat, 1982

Ascensión H. de León-Portilla,  España desde México, México, FCE, 1978
Jaime Martuscelli, “In memoriam de Rafael Méndez Martínez”, Salud Pública de México, 33, 1991

AM

No hay comentarios:

Publicar un comentario